Niveles de Revelación: A modo de Mención

Es importante para nosotros entender los diferentes niveles de revelación profética.

Estos van desde simples impresiones como de ser arrebatado al tercer cielo, como el apóstol Pablo.

Comencemos con la parte inferior, o lo que consideramos que es el nivel más bajo de la revelación profética, y luego veremos los niveles superiores.

I. Impresiones: La mayor parte de lo que se llama hoy “profecía” viene en el nivel más bajo de la revelación profética, que es el nivel impresión. Estas son las revelaciones generales que ponemos en nuestras propias palabras. Las impresiones son una verdadera revelación profética y pueden ser increíblemente útil cuando se maneja adecuadamente.

II. Visiones: El siguiente nivel de la revelación profética es una visión. Las Visiones también pueden venir en varios niveles, que van desde lo que se ve con los ojos del espíritu a visiones “abiertas”, que son como ver una pantalla de cine.

III. Visiones Abiertas: Son una forma más elevada de revelación que las visiones suaves que vemos con los ojos del corazón. Estas son vivas y distintas y se les da de tal manera que no se puede perder lo que el Señor está diciendo. Se encuentra un ejemplo de este tipo de visión con respecto a Cornelio, el centurión, que “vio claramente en una visión a un ángel de Dios” (Hechos 10: 3).

Este nivel de la revelación suele ser poco frecuente y usado por el Señor para comunicar asuntos de gran importancia, tales como lo hizo aquí, usando a Cornelio para abrir la puerta de la fe a los gentiles.

IV. Sueños: Los sueños son también una forma común de revelación. Al igual que las visiones, los sueños pueden tener diferentes niveles de claridad y de la revelación. Algunos son suaves codazos del Señor; otros son audaces y directos. Algunos son simplemente de la pizza que comió la noche anterior, y tenemos que reconocerlos y distinguirlos.

V. Trances: Lo que probablemente es la siguiente forma más alta de revelación utilizada por el Señor para decirle a Pedro que iba a ir a la casa de Cornelio: “Cayó en un trance” (ver Hechos 10:10). La mejor manera de describir un trance es como tener un sueño mientras estás despierto. De repente, te atrapaste en una visión que es tan real que parece como si estás literalmente allí, pero estás completamente despierto y consciente de cuando te vas y cuando regresas.

VI. Revelación directiva: La visión de Pedro de la gran sabana llena de animales impuros es un buen ejemplo bíblico de una revelación Directiva (véase Hechos 10). La visión fue dada para ayudar a superar la resistencia natural de Pedro a la dirección de Dios que debe visitar el hogar gentil de Cornelio. Se le ayudó a tomar una decisión crítica y resultó en un bastión importante para ser derribado. Este episodio dio lugar a un cambio teológico difícil de una doctrina básica entonces en poder de la iglesia. Hasta ese momento, el Evangelio sólo se había ofrecido a los Judíos. Por lo tanto, ir a la casa de un gentil era una cosa muy difícil para un Judío religioso como Pedro.

Adaptado: Rick Joyner. (https://www.morningstarministries.org/)