Milagros y Dones

Milagros y Dones: Que Tienen en Común y Como Recibirlos.

Últimamente he reflexionado sobre lo que los milagros y los dones tienen en común. Usted no los gana. No puedes desempeñarte lo suficientemente bien como para merecerlos. Y ellos son dados libremente por el Espíritu Santo. De hecho, si se dijera la verdad, un milagro es un regalo. Y como todos los dones del Espíritu Santo, un milagro es una demostración de las profundidades del inmenso amor de Dios. (Resumen artículo de James Goll)

Los dones espirituales se dan para fluir a través de nosotros como actos de misericordia, amabilidad y amor hacia los demás. En otras palabras, no podemos acumularlos y guardarlos para nosotros mismos.

Estos paquetes de gracia están destinados a pasar por nuestras manos; debemos distribuirlos como Dios nos muestra. ¡Gratis, los hemos recibido, ahora los damos libremente! (Ver Mateo 10: 8)

En mi experiencia personal, casi parece que los milagros suceden por “accidente”. Ciertamente, no estoy pensando en milagros cuando repentinamente parecen suceder cosas asombrosas, involuntariamente de mi parte.

“¡Milagros!”

Una vez, al final de una reunión, la gente se había congregado en el frente del auditorio, y yo simplemente comencé a poner las manos al azar para pronunciar la bendición del Señor.

Ese día, mientras hacía mi típica “Serpenteante del Espíritu Santo”, toqué suavemente a una dama y le anuncié: “¡Milagros!”

Poco sabía que esta señora estaba desesperada por un gran milagro. Salió corriendo del auditorio, encontró el baño más cercano e inmediatamente pasó siete tumores sangrantes. Ella fue totalmente sanada en el momento.

Fue un milagro según Informes que más tarde verificaron su sanidad inexplicable. ¡Alabado sea el Señor!

¡Recibir libremente y dar libremente!

Cuan asombroso es el amor de Dios: sanidades y milagros que suceden cuando la persona que actúa como el canal de la gracia de Dios ni siquiera esta consciente de lo que hace.

¡Dios es tan increíblemente amable con nosotros! No solo quiere derramar sus dones a nosotros, sino que también quiere derramarlos a través de nosotros. ¿Cuál es la mejor manera de recibir un regalo? ¡LIBREMENTE! De nuevo, libremente lo hemos recibido. Ahora lo damos libremente.

¿Qué regalo quiere Dios que usted reciba gratuitamente de él? Y entonces, ¿a quién quiere que lo des? Te animo a que recibas libremente cada regalo que el Señor tiene para ti y luego lo regalas mientras Él te empodera. ¡Recibir y dar gratis!

Por James Goll – Godencounters.com

Mi propia experiencia en mi último viaje a Estados Unidos

Por Micky González

Antes de llegar recibimos informe de nuestro último Workshop en Ephrata, una sanidad de espalda y un cáncer de mamas que ya no existen más.

Fueron cerca de 5 semanas que estuvimos con mi esposa y mi hija menor en Pensilvania. Pude compartir en tres iglesias y con alrededor de 20 personas en reuniones personales.

En la primera reunión recibí dos Palabras de Conocimiento acerca de enfermedades y dos sanidades obraron, no en el mismo momento pero en el mismo día, cuya revelación ocurrió durante el servicio.

Luego en Allentown, Palabra de Conocimiento durante el mensaje y luego en tiempo de ministración.  En total, según el pastor lo confirmó serían unas 15 revelaciones del Espíritu Santo y seis sanidades físicas, mas las sanidades del alma.

Cuando uno recibe gratuitamente los dones, estos operan en un ambiente de fe, en su mayoría, aunque algunas veces fluyen también sin expectativa. Esa es solamente la gracia de Dios.

En consecuencia, fueron alrededor de cincuenta Palabras de Conocimiento, ocho sanidades físicas y una decena de sanidades del alma. Para el que cree todo es posible, a Dios sea la gloria!