La Sanidad Revela el Amor de DIOS

Maravilloso testimonio de Danielle, veamos cómo  “La sanidad revela el amor de Dios”.

1. Juego de softball

El verano pasado estaba jugando softball, como lo hago cada año, pero algo pasó que no sucede normalmente.

Estaba corriendo tratando de agarrar el balón, cuando caí y arrastre mi tobillo. El dolor era tan intenso que no me pude parar.  Este juego era especial, pues Micky y su familia estaban de visita y viendo el juego.  Junto con mi equipo, Micky vino a ver que me sucedía. Inmediatamente Micky sugirió de orar por mi y él comenzó a hacerlo.

Milagrosamente el dolor se fue! Micky me pidió escribir mi testimonio para la Escuela de Ministerios Proféticos, pero estaba muy ocupada y lo olvidé.

Un par de meses atrás, escuché a Micky predicando en mi iglesia y recordé que nunca le había enviado el testimonio. Sin embargo, después de lo que pasó ayer, no puedo dejar pasar la oportunidad de dar la gloria a Dios.

2. Durante el mensaje Dios opera.

Ayer, Dios usó a Micky en mi vida de una manera verdaderamente milagrosa. Micky y su familia nos visitaban de nuevo este año. Y en medio de la predicación, Micky se detuvo y dijo:

“Hay una mujer que tiene problemas en el nervio ciático” (Palabra de conocimiento)

De la misma manera que me impresionó como sabía la palabra nervio ciático en inglés, pensé en cuan regularmente yo tenía dolores del nervio ciático. Yo no estaba lista para levantar mi mano y decir que era yo, pues pensé que quizá había alguien mas en la iglesia con ese mismo dolor.

Micky prosiguió y dijo, “Este dolor es en la pierna izquierda y a veces no te deja dormir” (Palabra de conocimiento, aun mas específica)

En este punto las lágrimas se están derramando por mi cara y mi marido se inclina hacia mí y me dice: “¿No es ese el dolor que tienes?” Micky hizo contacto visual conmigo y después de preguntarme si era yo, asentí y él Inmediatamente comenzó a orar por mí y pidió a toda la iglesia que se uniera a él.

Ha pasado un día desde entonces, y aunque el dolor no ha desaparecido por completo, es mucho mejor de lo que ha sido desde que comencé a tener problemas con él!.

Hace varios años le pedí a Dios una señal, y en Su propio tiempo me ha dado una. Incluso si el dolor nunca desaparece por completo, sé sin lugar a dudas que Dios es real, Él me conoce, Él me ama, y Él se preocupa infinitamente por mí, y esto se aplica a todos sus hijos. Dios te ama más de lo que jamás podrías imaginar.

Dios es bueno todo el tiempo. Todo el tiempo, Dios es bueno “.

Danielle Horst

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *