Tres Elementos que Componen una Palabra Profética

Cada palabra profética esta compuesta básicamente por tres componentes fundamentales.

De acuerdo a 1 Corintios 12, la Profecía es uno de los 9 dones del Espiritu.

¿Qué es la Profecía?

  1. La profecía es simplemente escuchar a Dios y la repetición de lo que El está diciendo.
  2. Profetizando en el orden de fortalecer, animar y consolar a otros.
  3. La profecía NO es animar a alguien en el aspecto humano; es animar divinamente.

Es importante considerar que cuando uno recibe o entrega una palabra profética esta debe estar compuesta de 3 elementos:

A. Revelación: La primera parte en la estructura de una palabra profética es la información que recibimos de parte de Dios.  Esta es la información que Dios nos ha dado sin tener un conocimiento natural anteriormente. Revelación es básicamente la información o conocimiento que podríamos NO tener hasta que Dios nos revela.

Nota: La revelación puede venir como un sueño, una visión, una impresión o una palabra de conocimiento.

B. Interpretación: Este es el entendimiento de la revelación que Dios nos ha dado. Es decir, “Qué esta diciendo Dios?” “Que significa?. No puede haber Revelación sin interpretación.

C. Aplicación: Esta es la comprensión de cómo ponemos en práctica o utilizamos la revelación y la interpretación que hemos recibido.  Es decir: “Que hacemos con esta  porción de profecía?”.  Aunque muchas veces la aplicación no es parte de nuestro trabajo, porque le corresponde a la persona a quien le entregamos esta profecía determinar qué es lo que hará con esta palabra profética.

Estos tres elementos son fundamentales para dar una palabra profética, no debemos olvidar que las dos primeras le corresponden a los que recibieron esta revelación y en cuanto a la última, que es la aplicación, le corresponde a quien le es entregada esta profecía, en este caso, es su deber ponerla en práctica. Los profetas a veces caen en el querer que esta profecía se cumpla y fuerzan en reiteradas ocasiones al destinatario, lo que no es deber de ellos sino que de aquel a quien le fue entregada la palabra.

Explicaremos mas estos tres elementos en nuestro proximo taller. Dones Proféticos.

Por Micky González